Cursos de música para niños

“ Así fué la experiencia en la Universidad Nacional, Facultad de artes, Conservatorio de Música”

Este post esta dedicado a todos los padres de familia que se ilusionan con presentar a sus hijos a los cursos de música de la Universidad Nacional.

A todos los expertos y profesionales de la música de nuestro país, nuestros más sinceros respetos, definitivamente muchos de ustedes logran poner en alto el buen nombre de la profesión y del país, a pesar del poco apoyo y las adversidades ustedes hacen que la música brille y sea perpetua.

El objetivo de este Post es sensibilizar a los directivos y/o personal responsable de la facultad de música de la Universidad Nacional, para antes de inscribirse publiquen las reglas y expectativas claras sobre los cursos para niños ofrecidos y publicados en la página web.

La historia comienza así:

El pasado 26 de enero del año 2017 nos presentamos en la Universidad Nacional, Facultad de artes, Conservatorio de Música 36 familias, a lo que se llamaría una “Audición” la razón que nos congregaba, era buscar cupo para nuestra hija en la facultad de Música para tomar los cursos de Violín ofertados por el programa.

Se sabía por intermedio de la página de la facultad que el costo de la inscripción era de $ 104.000 y que habría un jurado que se encargarían de evaluar si eran aptos o no para iniciar el curso, hasta este momento gran expectativa, mi hija de 8 años apasionada por ser músico con formación de academia desde los 4 años y que interpreta el himno de la alegría, campana sobre campana entre otras 20 canciones perfectamente o ese es mi criterio como padre, adicionaría a la escuela de formación musical de la Universidad Nacional y luego el concepto como violinista se fortalecería y mejoraría con el paso de los años.

Vaya error.. Todo término en desilusión, pero no porque mi hija no lo hiciera bien, creo que al igual que los 39 talentos que allí se presentaron merecían quedar, la pasión, el manejo del violín, el conocimiento musical y todo lo que esperaban que pasara ese día se quedó en el limbo.

Rato después.. la audición inicia con unas palabras de la persona que recibía los niños con una frase “Papas por favor colaboren y salimos de esto rápido” luego de esa frase entraron a la adición en grupos de a 5 y en unos minutos ya habían salido..

Si Señor… eso fue rapidito, se cumplió lo que había mencionado el señor, lo malo es que nunca se comentó cuáles eran los criterios de evaluación según la edad, pero; si se preguntaba e la oficina lo único que le respondían era “Todo está publicado en la página”.

Aspectos tan sencillos que falta el respeto como saber quién o quiénes serían los jurados, si sabían violín o no, un mínimo factor que se debería saber para respetar el criterio de los jueces son los sin sabores que dejó esta jornada, luego de esto; ya se había acabado, la emoción de todas familias aumentaba al esperar los resultados,.

Pero cuando salen los resultados.. “¡Oh que sorpresa!” 6 niños de 36 habían pasado, estamos hablando de 36 niños entre los 6 y 17 años de edad, todos con talento y niveles de aprendizaje diferentes, pero ¿Qué se evaluó? ¿Cómo? ¿De verdad se evaluó? ¿Los 30 niños restantes lo hicieron mal? ¿Esto era una facultad de música? ¿Estaban buscando niños para formar o buscaban niños ya formados? ¿Los niños que escogieron eran particulares o referenciados? ¿Valió la pena invertir los $104.000? Quizás estas preguntas nunca vayan a ser contestadas.

Como usuario, como padre y como defensor de los sueños de mi hija le comunico a los padres que piensan en presentar a sus hijos a este programa que exijan, ya que en mi caso y el de 30 padres más, la lección quedó aprendida, lo que no empieza bien no termina bien y como usuario nunca exigí al menos la presentación de los jurados.

A los funcionarios del programa que allí trabajan me gustaría que sepan que somos personas y no se olviden que ustedes también lo son, que son los sueños de los niños los que están en juego y que si van a elevar una convocatoria sean lo más claro posible sobre en lo que están buscando, si lo que desean son músicos profesionales a la edad de 8 años pues que lo publiquen en la página, para no hacer falsas expectativas de lo que se puede o no encontrar allí.

Les recuerdo que la música es una carrera hermosa que vale la pena cultivar, que dura años y que algunos músicos nacen y otros se hacen, ustedes como marco de referencia nacional tienen una gran responsabilidad en el futuro de la profesión y el manejo de los niños.

Gracias a todos por leer y que tengan un excelente día.

  1. Mason
    Para tener en cuenta.. :

    Apreciado lector; Colegios por Bogotá defiende los derechos y deberes de niños, los articulos aqui presentados han sido revisados para su publicación.

Comparta su comentario

           

los campos con (*) son obligatorios

Nombre * Ciudad de contacto. * Email * ¿Le gustó el articulo? * Comentario. *